24 oct. 2017

Una parada y una reflexión



Nacer a este mundo es un riesgo muy grande.
Un bebé necesita cuidados Intensivos . Si. No los que nos vengan bien a los adultos y como les vengan bien . No.
Necesitan de una Atencion y un tiempo que si queremos que sean " felices" debemos darles.
Las palabras no sirven . Es la presencia.
Su ritmo en el desarrollo , es su ritmo  .  Estar con los niños sin aceleran su crecimiento ni retrasarlo . Como? Acompañando y escuchando sus necesidades .
 Una mamá me decía que unos la creían loca por ver que su niña no la veía bien . Otros la decían que todos los niños no son iguales....Otros que tenía que ponerla a gatear , sentarla......
Una sociedad más relajada , observadora y afectiva necesitamos .
Llegar si. A cualquier precio? No.
Estamos con los niños, con las familias , queremos colaborar en un vivir saludable.



Carmen Pascual Moral
Psicoterapeuta y directora de centros de Formación Psicopraxis

ROL DEL TERAPEUTA EN EL PROYECTO DUENDES

EL ROL DEL ADULTO EN LA EDUCACIÓN ACTIVA.

En este articulo nos gustaría hacer un acercamiento al   rol del adulto desde la mirada de una educación activa. El papel que desempeña y su actitud de cara a la infancia es esencial para que este tipo de educación se pueda llevar a cabo correctamente. Es esta una de las premisas de este proyecto del Tesoro de los Duendes como ya sabéis. En articulo veréis referencias al maestro y al adulto indistintamente pues son aspectos que van a influir en la manera de acercarnos y acompañar al niño  y que creemos debe tenerse en cuenta en cualquier contexto de aprendizaje de la vida diaria.
Así como estamos en  un cambio de mirada en la manera en la que veníamos entendiendo la educación, también debemos hacer un cambio de mirada acerca del rol que venían desempeñando los adultos dentro de las aulas y en los diferentes contextos de aprendizaje porque, para empezar, ya no hay aulas y para continuar, los contenidos a estudiar vienen marcados por el propio alumno (deseos , motivaciones, experiencias, curiosidad…) y no  únicamente por un condicionante externo.

El cambio de rol del educador/a

El maestro, en el contexto del aula,   pasa de ser la pieza central dentro del aula de una escuela, el poseedor de todo conocimiento, el que dirige toda la acción que se desarrolla en este contexto, a ser un acompañante de los procesos de aprendizaje que se desarrollan en el espacio, un observador directo sobre todo aquello que acontece, un adulto que ofrece seguridad, respeto y empatía. El maestro deja de ser maestro y pasa a convertirse en aprendiz.

El adulto entonces es un acompañante

Asiste los procesos de aprendizaje que se dan en cada uno de los niños, sea cual sea su edad, su necesidad, interés  o ritmo de aprendizaje y los acompaña con respeto y con individualidad.
En varias ocasiones me han preguntado si la organización del espacio en ambientes preparados y la práctica adecuada de la educación activa atiende a la diversidad y a las posibles necesidades educativas especiales que pueda requerir un alumno y yo respondo que no hay mejor escenario posible que el que se pueda ofrecer con este tipo de actuación educativa ya que se atienden las necesidades de manera individual sin atender a la edad o la etapa educativa a la cual corresponda, sin tener en cuenta el nivel “normal” que debería tener según su edad.

El adulto confía

El adulto confía en los niños que tiene frente a él, es conocedor de las etapas de desarrollo y sabe  que todo va a acontecer a su debido tiempo, sin necesidad de tener que adelantar contenidos “por si acaso” ni de reforzar otros también “por si acaso”.
Así como la semilla contiene todo lo necesario para llegar a ser árbol, si se le proporciona un ambiente adecuado y alimento (luz y agua), el niño está predispuesto a aprender y a llegar a ser un adulto con plenas facultades si se le ofrece todo aquello que necesita para crecer.

Sin expectativas previas

El adulto no proyecta expectativas en los niños que tiene a su cuidado, no espera nada de ellos, tan solo acompaña, ayuda y prepara todo aquello que es necesario para su evolución.



Del blog ,  De mi casa al mundo , Aprendiendo a vivir cada instante.
Comparte, Andrés Ávila, Psicopedagogo equipo de La miradade Lluna