21 dic. 2014

LA NAVIDAD INTERIOR

Las Navidades se han convertido en una agotadora carrera de compras masivas de computadoras, teléfonos celulares, cámaras digitales, i-pohne,  i-pod, y algún que otro juguete de plástico entre tanta tecnología. Las principales invitadas a la fiesta son las tarjetas de crédito, que se desangran en su afán por llenar todos los vacíos existenciales. Comemos hasta el hartazgo, discutimos con qué parte de la familia pasaremos las fiestas, abrimos los regalos entre llantos de niños desbordados…y terminamos desahuciados después de la terrible maratón.

Quizás podamos hacer pequeños movimientos que nos satisfagan más y sobre todo que llenen de sentido esa noche tan especial, a través del acercamiento y del contacto emocional con las personas que amamos. Tal vez podamos volver a cierta intimidad, reunirnos con pocas personas muy allegadas y regalar a cada uno un escrito colmado de agradecimientos por cada una de las actitudes que han tenido con nosotros. Si nos atrevemos  podemos ofrecer una poesía cariñosa. Incluso preparar la comida preferida para algunos. O el pastel que más disfrutan otros. Y para los niños, claro que habrá algo fuera de lo común, algo soñado, esperado, imaginado y en lo posible no muy caro.  Los niños tienen derecho a recibir una carta llena de afecto de su madre o su padre. Unas palabras que nombren lo orgullosos que sus padres están de él. Y una hermosa carta escrita por Papá Noel felicitándolos por sus virtudes, firmada con letra dorada. Puede haber una canasta con nueces, golosinas y chocolates. Un álbum de fotos o una carpeta con dibujos que los niños han hecho siendo niños y que Papá Noel encontró entre sus tesoros. Alguien puede regalar un breve concierto de piano o una pieza tocada en flauta dulce. Otros pueden ofrecer cantar una canción o enseñarla a grandes y pequeños y luego cantarla en canon todos juntos. Podemos sacar los álbumes de familia y mirar fotos viejas durante horas, recordando qué jóvenes éramos todos y los niños descubriendo a sus abuelos con cabello, a sus padres siendo ridículamente niños y a novios y novias que quedaron en el olvido. Hay familias donde quizás se atrevan a danzar una danza circular alrededor de la mesa. En otros ámbitos será divertido ofrecer a los comensales dos minutos de tiempo para pedir un deseo en voz alta, de modo que todos estemos comprometidos y se haga realidad. Podemos jugar a que sean los niños quienes sirven los platos y quienes nos dicen por una vez que tenemos que sentarnos bien a la mesa y comer en silencio. Y desde ya, podemos hacer silencio. Pensar. Meditar. Ponernos las manos en el corazón. Darnos cuenta que estamos juntos.


Más profundamente, a partir del belén, cada mes de diciembre compartimos el ritual de recordar una vivencia sencilla y extraordinaria: la historia de una madre que atravesó su parto en medio de la naturaleza, entre sus cabras, sus asnos y sus bueyes, amparada por un hombre llamado José. Según algunos textos, José partió en busca de la partera pero cuando ésta llegó, Jesús ya había nacido. La mujer al mirar la escena exclamó: “Ese niño que apenas nacido ya toma el pecho de su madre, se convertirá en un hombre que juzgará según el Amor y no según la Ley”.  Esa preciosa criatura fue recibida en una atmósfera sagrada, con el calor del establo y bajo el éxtasis de la mirada amorosa de su madre. Dos mil años más tarde aún estamos festejando el nacimiento de un niño en buenas condiciones y reverenciando el milagro de la vida.


Pensándolo así, la Navidad debería ser la ocasión para rendir tributo a cada nuevo nacimiento de bebes cuidados y acariciados. Estos niños se convertirán en una generación de hombres y mujeres que traerán sabiduría y paz interior a los seres humanos. Por eso, decidamos si nos importa tanto seguir consumiendo frenéticamente alimentando la nada, o si es el momento de aportar algo de claridad, apoyo y cariño a cada mujer lista para parir, nutriendo el futuro.

Laura Pueyo Pardo
Fuente bibliográfica: Laura Gutman

16 dic. 2014

TRANSMISIÓN VERTICAL DEL VIH: IMPORTANCIA DE LA PREVENCIÓN DURANTE EL EMBARAZO


El VIH es un retrovirus de la subfamilia de los lentivirus (virus citolíticos) para el que no existe cura en la actualidad. Dicho virus tiene apetencia por las células que expresan CD4 en superficie (linfocito T helper, estirpe mononuclear fagocítica: microglía, células de Langerhans…) y por otros receptores como el Gal-C (de algunas células nerviosas y del epitelio rectal). En su replicación son esenciales tres genes: gag, pol y env. El gen env es el principal responsable de las mutaciones, y por tanto de la variabilidad antigénica, lo que dificulta la respuesta inmune y la creación de vacunas.

El VIH destaca por su neurotropismo y linfotropismo Cuando los linfocitos infectados se activan mueren por apoptosis celular y, puesto que los linfocitos CD4+ son fundamentales para que el sistema inmunitario responda de forma adecuada, individuos con recuentos de CD4+ inferiores a 200/mm3 son vulnerables a infecciones oportunistas y al cáncer.
Según la ONUSIDA en septiembre de 2014 existían 35 millones de personas infectadas en el mundo de las cuales el 9% son niños menores de 15 años y el 50% mujeres jóvenes. En el año 2013 se notificaron 240000 menores de 15 años infectados por VIH, siendo en su mayor parte procedentes de países en vías de desarrollo. Más del 90% de los niños que están infectados por VIH la han adquirido de forma vertical, es decir, mediante la transmisión madre-hijo.

Desde el inicio de la pandemia en España se han notificado un total de  83.171 casos de SIDA (hasta junio 2013).  La prevalencia de VIH en madres de recién nacidos se estima entre 1.6 y 1.9 variando según las comunidades autónomas.
En países desarrollados gracias al programa de prevención durante el embarazo, el parto y la lactancia se ha podido reducir la tasa de transmisión a un 0’5-1%. En los países en vías de desarrollo se ha incrementado la cobertura del tratamiento de la mujer con VIH durante el  embarazo,  en 2011 fue del 57%, siendo significativamente mayor a la cifra de 2005 que fue del 15%.

La progresión de la enfermedad, en ausencia de tratamiento, es más rápida en niños infectados por transmisión vertical, que en adultos, adolescentes e incluso que en niños infectados por otras vías (sexual o parenteral).

Cuando no se diagnostica la infección por VIH la media de inicio de los síntomas es a los 9 meses de edad. Entre las manifestaciones clínicas precoces más frecuentes destacan la falta de medro, hepatomegalia, candidiasis recurrentes, adenopatías axilares e inguinales, púrpura petequial e infecciones graves recurrentes.  Debido al efecto neurotropo del virus, antes de  existir tratamiento antirretroviral entre el 50-90% de los niños infectados por VIH presentaban afección del SNC caracterizada por una encefalopatía devastadora.

La tasa de transmisión desde la madre infectada no tratada al feto y al recién nacido se ha estimado entre el 15% y el 40% en función del tipo de lactancia y del lugar del estudio. Dicha transmisión puede acontecer en tres momentos distintos

·         Prenatal o Intraútero: 35 %
·         Intraparto: 50-80% (la mayor parte de la transmisión es al final del tercer trimestre o durante el parto)
·         Postnatal o postparto (lactancia materna): 16%

A fin de prevenir la transmisión vertical es básico y obligatorio ofrecer a toda embarazada o mujer en edad fértil que desee ser madre información adecuada y realización de serología frente al VIH.

El principal predictor del riesgo de transmisión es la carga viral materna en el embarazo y el parto, existiendo una relación lineal entre ésta y la tasa de transmisión.

Actualmente según los CDC, en EEUU la tasa de transmisión vertical es  inferior al 2% en las mujeres diagnosticadas y que reciben tratamiento antes del parto. Lo que se reduce al 1% cuando se ha suprimido la carga viral en el momento del parto. Este hecho hace que la trasmisión perinatal del VIH sea evitable si:

-          la madre recibe asesoramiento
-          la madre es sometida a pruebas de diagnóstico prenatal
-          madre e hijo reciben tratamiento


Todavía se producen nuevos casos y muertes de niños por el VIH en lugares de recursos limitados, principalmente del África subsahariana, donde el acceso al tratamiento y los cuidados de la prevención de la transmisión vertical son limitados. En 2011 la Secretaria General de las Naciones Unidas lanzó un nuevo plan cuyo objetivo era en 2015 reducir las infecciones por transmisión vertical en niños un 90%, incrementando la tasa de supervivencia de embarazadas y madres seropositivas. Tenemos la esperanza de que dentro de poco tiempo esto se haga realidad, aunque el tiempo avanza en contra de este propósito.

Delia Royo Pérez, Laura Cuadrado Piqueras. Unidad de Neonatos. Servicio de Pediatría. Hospital Infantil Miguel Servet

6 dic. 2014

SÍNDROME DE NOONAN

El síndrome de Noonan es una enfermedad genética no infrecuente (1:2.500 personas afectadas), que se debe a una pequeña alteración de uno de los genes responsables del correcto funcionamiento de una vía reguladora de la división y diferenciación celular, la vía RAS/MAPK.

L@s pacientes generalmente presentan unas características faciales típicas, cardiopatía congénita y talla baja. En la etapa de recién nacid@s pueden presentar dificultades para la alimentación e hipotonía, y algún@s pacientes muestran alteraciones hematológicas y de la coagulación.

Todavía no existe un tratamiento específico y se deben ir atendiendo las anomalías que se detecten en el transcurso de la vida, aunque se espera que el conocimiento de la base molecular de la enfermedad ayude a desarrollar abordajes terapéuticos fundamentados en la misma. El seguimiento de las pacientes debe ser multidisciplinar (cardiólog@, endocrinopediatra, neurológ@, hematólog@, nutricionista, oculista, oftálmólog@, …) y en el diagnóstico de su enfermedad es importante contar con dismorfólog@s y genetistas expert@s.
Pero si contamos con los avances de la Atención Temprana para acompañar tanto a las personas que poseen el síndrome como a sus familiares a favor de una buena calidad de vida y una prevención de dificultades secundarias.

Desde La mirada de Lluna apoyamos y acompañamos a niños y familiares con esta y otras enfermedades raras o, quizá incluso familias que están en proceso de detección y diagnóstico pero aún no conocen la existencia de alguna enfermedad pero sí son conscientes de la sintomatología.

Poseemos la guía  elaborada por la Asociación sobre síndrome de Noonan de Cantabria y podemos facilitársela si mandan un correo a lamiradadelluna@gmail.com



Laura Pueyo Pardo
Terapeuta pediátrica

PLAGICEFALIA POSTURAL: CASCOS VS BOCA ABAJO

·         Las ortesis craneales a menudo se indican para corregir deformidades de origen postural
·         Sin embargo, un estudio que se acaba de publicar duda de sus beneficios
Desde que en los años 90 se generalizó la recomendación de poner a los bebés a dormir boca arriba, las muertes súbitas del lactante se han reducido en más de un 50%. Sin embargo, la práctica también ha llevado aparejado un efecto secundario: el aumento de los casos de deformidad craneal de origen postural.
El cráneo de los bebés es muy maleable, por lo que una presión constante, como la que genera pasar mucho tiempo en la misma posición, puede producir aplanamientos simétricos o asimétricos en la cabeza. Para corregir este problema, los especialistas indican medidas posturales -como cambiar la posición lateral de la cabeza mientras el niño duerme-, y en los casos en los que esto no funciona se valora la posibilidad de realizar un tratamiento con ortesis craneal, lo que se conoce como casco corrector.
En los últimos años ha aumentado considerablemente el uso de estas ortesis que actúan como un molde externo para el cráneo y han de llevarse durante prácticamente todo el día. Sin embargo, un estudio publicado esta semana en la revista British Medical Journalduda de sus ventajas.
Según sus conclusiones, que se obtuvieron tras realizar un seguimiento a 84 niños con deformidades posturales en sus cráneos,no había diferencias en la evolución de los pequeños que llevaban casco en comparación con los que no recibieron ningún tratamiento.
"Nuestro estudio indica que la terapia con casco no aporta ningún valor adicional en el tratamiento de las deformidades craneales de moderadas a severas de niños sanos", señalan los investigadores, liderados por Renske M. van Wijk, de la Universidad de Twente (Holanda).
Según subrayan, el suyo es el primer estudio controlado y randomizado que analiza la efectividad de las ortesis craneales para las deformidades posturales del cráneo.
En concreto, este equipo realizó un seguimiento a los niños hasta los dos años de edad. A la mitad de ellos se les había indicado un casco corrector a los seis meses -que llevaron durante otro medio año-, mientras que el resto no recibió ninguna terapia específica.
Los resultados, que los científicos evaluaron con mediciones craneales, fueron similares en ambos grupos. Pero, además, todos los padres de los niños con ortesis manifestaron algún tipo de efecto secundario relacionado con el casco. Los más frecuentes fueron irritación de la piel, dificultad para abrazar al pequeño, mal olor, sudor y dolor. Eso sí, todos los progenitories se mostraron satisfechos con los resultados.
Sólo un cuarto de los niños estudiados -de ambos grupos- desarrollaron una recuperación total, si bien en algunos casos la deformidad que persistió podría no ser apreciable a simple vista.
En las conclusiones de su trabajo, los investigadores señalan que, basándose en los datos obtenidos, "desaconsejamos el uso de un casco como tratamiento estándar de niños sanos con una deformidad de moderada a severa".
En cualquier caso, piden más investigaciones sobre el tema y recuerdan que sus conclusiones podrían no ser aplicables a casos complejos, niños con deformidades especialmente graves, prematuros o aquellos que presentaran tortícolis muscular.
Para Fernando Carceller, neurocirujano del Hospital Universitario La Paz de Madrid y autor de un capítulo de recomendaciones para el diagnóstico precoz del problema recogido por la Asociación Española de Pediatría, si bien hay que tener en cuenta las conclusiones de un estudio randomizado como el citado, "antes de sacar conclusiones definitivas sobre el tema, también hay que contar con los resultados de nuevas investigaciones" y, sobre todo, despejar algunas de las dudas que plantea la metodología del trabajo.
El hecho de que se hayan analizado pocos casos, que no hayan participado expertos en cráneo o que se hayan excluido a los niños con tortícolis -presente "en más del 90% de los niños con deformidades de origen postural"- exige que "se tome con reservas" la conclusión de que las ortesis no son muy efectivas, subraya.
Carceller indica que, en general, el casco se indica durante un tiempo menor al del estudio (lo habitual es que en tres meses se haya corregido la deformidad) y que puede valorarse como opción mientras el hueso craneal no tenga mucho espesor (en algunos niños esto puede ocurrir hasta el año y medio).
Para este especialista, es fundamental contar con una ortopedia de calidad que realice la ortesis más adecuada para el niño, porque, si no están bien hechas, su utilidad puede bajar. "En el estudio dice que se usaron 'cascos' de dos ortopedias diferentes y ese punto también es importante", señala.
En nuestro país las ortesis que se indican para deformidades posturales no congénitas no están cubiertas por la seguridad social.

La importancia de la prevención:

  1. Cuando el niño esté despierto -y siempre bajo supervisión- colocarlo boca abajo al menos una hora al día (media hora por la mañana y media por la tarde).
  2. Cambiar de lado el apoyo de la cabeza de forma alternativa cuando se ponga el niño a dormir.
  3. Cambiar la posición de la cuna en la habitación ya que el niño coloca su cabeza hacia el lado en que oye ruido.
  4. Evitar en todo lo posible las presiones constantes y tener precaución con las sillas con cabezal muy ajustado.
  5. Coger con frecuencia al niño en brazos para reducir el tiempo de apoyo occipital.
El diagnóstico precoz es fundamental, por lo que, ante cualquier síntoma, es fundamental consultar con el pediatra, que valorará si se trata de un problema postural, las medidas a llevar a cabo y la necesidad de derivar el problema a neurocirugía.
Laura Pueyo Pardo
Fuente: El Mundo Noticias

3 dic. 2014

DÍA DE LA DISCAPACIDAD

El arco iris tiene muchos colores

Da la sensación que podemos coger la luz con nuestras manos cuando está reflejada en la diversidad de colores. Extasiados por la belleza, permanecemos atónitos ante la aparición del arco iris surcando el cielo. Ese reflejo difuso nos trae un instante de inocente felicidad, unos segundos de explosión de magia entre el final de una lluvia y los tenues rayos del sol. Rojos, morados, violetas, azules, verdes, naranjas y dorados coexisten entre sí, porque todos son uno. Y si uno de estos colores faltara, simplemente no habría luz.
Así como es arriba es abajo, dicen los sabios que saben. Si en el cielo la diversidad es moneda corriente, debe ser porque aquí abajo nos necesitamos unos y otros con nuestras diferencias. No sólo el bajo necesita del alto para tomar la manzana del árbol, sino que el alto necesita del bajo para encontrar la piedra preciosa. El delgado necesita del robusto para lanzar la piedra y el robusto necesita del delgado para correr. El niño necesita al adulto para ser cuidado y el adulto necesita al niño para sanar su corazón.
Hay momentos en que algunos nos juntamos con otros parecidos y decidimos que “nosotros” somos los buenos y los normales, también los santos, los saludables, los correctos y los inteligentes. Por lo tanto, determinamos que los “otros” que son  también bastante parecidos pero no lo suficiente,  obligatoriamente son malos y anormales, pecadores, enfermos, incorrectos y tontos. Desde ya, es posible que ellos opinen sobre nosotros exactamente lo mismo que nosotros opinamos sobre ellos. Pero poco importa, porque de todas maneras no nos interesa lo que piensan ni sienten ni dicen. Nosotros somos nosotros y ellos son ellos, o sea, son diferentes. Y si son diferentes, preferimos alejarnos. Y al alejarnos, serán cada vez más diferentes y más desconocidos y más peligrosos.
La paradoja es que podemos ser buenos en la medida que haya alguien que no sea tan bueno…de lo contrario ¿cómo sabremos que somos buenos?  Si no hay pecadores, ¿cómo es posible saber si somos santos?  Si no hay mentes brillantes ¿cómo medimos nuestra ignorancia? Y sobre todo, si no hay generosos ¿cómo registramos nuestro egoísmo? 
Esa es la sabiduría de la diversidad. Sólo en la diferencia podemos conocernos. Sólo si los demás poseen virtudes diferentes a las propias, podemos comprender qué tenemos y qué nos falta. Por eso ni siquiera se trata de “aceptar” las diferencias. Se trata de comprender que sin las diferencias, no “somos”. Es decir, que para “existir” y tener alguna entidad, necesitamos a aquellos que son diferentes a nosotros. Como el rojo necesita del azul y el violeta necesita del anaranjado. O sea que el acercamiento al “diferente” no es sinónimo de altruismo, sino apenas la capacidad de reconocer una necesidad vital propia.
Todos los padres de niños “diferentes” a otros lo saben. Es el  niño “supuestamente diferente” quien nos trae conocimiento, nos dice quiénes somos, y nos indica nuestras falencias. Pobres todos nosotros. 
Autora: Laura Gutman
Comparte: Laura Pueyo

19 nov. 2014

LA PREMATURIDAD: UN GRAN RETO



Alrededor del 10% de los niños que nacen en nuestro país son prematuros y un 1-2% son muy prematuros. A pesar del descenso de la natalidad, el aumento de la edad materna y la gemelaridad son los principales responsables de su aumento. 

La mayor supervivencia de estos pequeños supone un reto para los profesionales, que debemos ser muy cuidadosos durante el ingreso para disminuir en lo posible las secuelas que pueden padecer estos pequeños. Pero sobre todo supone un GRAN RETO para los padres de estos bebés. 


Unos han pasado por un ingreso previo más o menos largo, recibiendo informaciones no muy halagüeñas de obstetras, neonatólogos,…; a otros el nacimiento prematuro de su hijo/a les viene por sorpresa. En ambos casos son padres que ni siquiera han tenido tiempo de recibir las clases de preparación al parto y cuando llega el momento de ver a sus bebés, la situación no cumple con las expectativas que tenían al inicio del embarazo: no poder abrazar a su hijo/a, verlo rodeado de cables, tan chiquitito, tan frágil…Ni siquiera reciben ‘la Enhorabuena’ que damos a otros padres de bebés que han nacido a término.

Por eso no sólo es importante que los profesionales sanitarios cuidemos lo mejor posible a estos pequeñines, sino  también a sus familias y tratando a padre-madre- recién nacido e incluso hermanos como una UNIDAD. Debemos instruir en lo posible a las madres en la extracción de la leche materna, animándola por el gran esfuerzo que supone y haciéndola protagonista de que cada vez que le damos a su bebé gotas de calostro le estamos ayudando a  dar un pasito hacia delante. Ayudar y animar a que estos padres estén todo el tiempo que deseen con sus hijos/as mediante unidades de puertas abiertas 24 horas es fundamental, instando a que ayuden con los cuidados y el aseo, a realizar método canguro que tantos beneficios ha demostrado. Es fundamental hacerles saber que NO ESTÁN SOLOS, que están rodeados de personas que quieren ayudarles a creer lo que son, LOS MEJORES PADRES QUE PUEDEN TENER SUS PEQUEÑOS.


Para terminar recalcar lo importante que es la PREVENCIÓN en estos pequeños, la gran plasticidad de su cerebro permite que trabajando de forma precoz, durante el período ventana en el que no se pueden objetivar signos de que algo va bien o mal, podemos llegar lejos consiguiendo que no presenten secuelas. Son las familias, junto a estos grandes chiquitines, las capaces con un gran esfuerzo y de forma constante de llevar a cabo este trabajo. Desde aquí sólo quería  transmitir mi más sincera ADMIRACIÓN hacia todos estos padres.

Delia Royo Pérez
Medico pediatra. Unidad de neonatología del hospital Miguel Servet

DÍA MUNDIAL DE LA DIABETES


El día 14 de noviembre es el día mundial de la diabetes, se eligió esta fecha ya que es el aniversario de Frederick Banting quien junto con Charles Best, descubrieron la insulina en 1921.
Mas de 5 millones de personas en España son diabéticos, el mayor colectivo de pacientes crónicos de nuestro país. De la tipo 2 mas de 5 millones y de la tipo 1 mas de 29.000 menores de 15 años, 1100 casos mas cada año. Dados estos datos se considera importantísimo la prevención, la educación y formación sobre esta patología.
Se hace especial hincapié en los niños pequeños que necesitan cuidados por parte de sus familias y los adultos que les rodean. En los centros escolares a veces es un problema dado que aunque se esta trabajando en ello, de momento no existe un marco legal que pueda aplicarse y se depende de la buena voluntad que existe en cada centro.
El día mundial de la diabetes es una jornada de convivencia, conocimiento y concienciación sobre esta enfermedad.
Quienes lo deseen pueden firmar la petición de incluir como medicamento el medidor de azúcar sin pinchazos dentro de los medicamentos de la seguridad social. En: www.change.org

Comparte: Sara Berdejo
Fuente bibliográfica:FEDER

17 nov. 2014

DÍA MUNDIAL DEL PREMATURO


Cada año nacen 15 millones de niños prematuros en el mundo. El nacimiento prematuro es la principal causa de mortalidad entre los recién nacidos; y la segunda causa de muerte entre los niños menores de cinco años. De acuerdo a datos estadísticos, el nacimiento prematuro es responsable de la muerte de un bebé cada 30 segundos.


Hoy, 17 de noviembre, se celebra el Día Mundial del Prematuro, y desde "La mirada de Lluna" (Asociación para la prevención, detección y atención oportunas de dificultades en la infancia), queremos también  recordar, con una mención especial, a las madres y padres de estos niños prematuros, que con Amor y Tesón, favorecen la mejor calidad de vida para cada uno de estos pequeños seres que se han adelantado en el tiempo, llegando a sus brazos antes de los esperado, y, lo más importante, antes de estar preparados, tanto ellos como sus familiares.

En "La mirada de Lluna" queremos mostrar a los familiares nuestra disponibilidad para acompañarles en estos primeros años del bebé, cuyo transcurso determinará y definirá el camino y desarrollo del resto de su vida.


Pero además, desde "La mirada de Lluna" hacemos un llamamiento a favor de la PREVENCIÓN, los profesionales de la asociación aunamos fuerzas y energía para fomentar la detección precoz y, así, poder hablar realmente de prevención y, no únicamente de rehabilitación. Intentemos que las dificultades y alteraciones de los niños por haberse adelantado en el tiempo, no se conviertan en patología en la medida de lo posible, no sigamos esperando a observar serias dificultades para derivar a los servicios de Atención Temprana, escuchemos a los niños prematuros con todos nuestros sentidos, y vamos a acompañarles junto a sus familiares en sus primeros pasos, determinantes para su vida presente y futura.

Laura Pueyo Pardo
Terapeuta pediátrica.
 Presidenta de la As. "La Mirada de Lluna"

15 nov. 2014

Sistema de Bipedestación y Marcha: “PASOS”

PASOS es un sistema, diseñado en España, concretamente por YMEON MAGERIT SL, que ofrece, a personas con alteraciones de la motricidad, simultáneamente las prestaciones de un bipedestador con desplazamiento y de un andador o rehabilitador de marcha, con un óptimo nivel de prestaciones tanto en uno como en otro aspecto, ya que permite al usuario, no solo la locomoción bípeda, sino también pararse y volver a caminar con pequeños movimientos de los pies y las piernas.



Además, y debido a la estabilidad del sistema, hace que pueda sentirse más seguro, favoreciendo así su concentración en el entorno y en el contacto con otras personas, y también de la accesibilidad y la exploración, al tener las manos libres para actuar.

El sábado, 29 de noviembre de 2014, tenemos el honor de contar en Zaragoza con Leandro González y Andreu Ferrer para presentarnos oficialmente el sistema "PASOS". La presentación tendrá lugar a las 12,30h. La entrada es gratuita pero las plazas son limitadas, por ello es necesario reservar plaza confirmando la asistencia en el correo de la asociación: lamiradadelluna@gmail.com

Leandro González.
Fisioterapeuta.

14 nov. 2014

El calostro: oro líquido para la vida del niño

Viviendo el día a día de los niños que nacen en el hospital, llama la atención las dudas que tienen las madres que desean dar lactancia materna. Cuando pregunto a una mujer que acaba de dar a luz y tiene a su bebé sano al lado ‘¿Qué tal te va con el pecho?’, muchas contestan ‘Me ha cogido bien desde que nació, no ha habido problemas durante el parto pero CREO QUE SE QUEDA CON HAMBRE PORQUE NO SALE NADA’. 

Toda mujer que vaya a dar a luz, desee o no dar lactancia materna, tiene que saber qué es el CALOSTRO.

Es la primera leche de la madre. Las mamas empiezan a producir calostro durante el embarazo y está listo el primer día de nacimiento del bebé. El calostro es alimento concentrado en pequeñas cantidades. Si los bebés tienen al nacimiento un estómago pequeño toman cantidades pequeñas de comida muchas veces.
Los bebés recién nacidos sanos no necesitan agua con azúcar o fórmula para bebé. Lo único que ellos necesitan es el calostro de su mamá.

Por ello, lo que respondería a estas mujeres, que han sido capaces de dar VIDA, es que no sólo no sale nada, sino que sale CALOSTRO. Que son unas heroínas con un superpoder, son capaces de producir ORO LÍQUIDO porque el calostro:

-          Es la nutrición perfecta para los bebés.
-          Prepara el sistema digestivo del bebé para una digestión saludable.
-          Ayuda a mejor el tránsito digestivo y a realizar deposición al bebé.
-          Es como una medicina ya que está lleno de anticuerpos contra gérmenes y ayuda a preparar el sistema inmune del bebé.

-          Si se asocia con un contacto piel con piel y con lactancia materna a demanda va a favorecer el vínculo afectivo madre-hijo.
Delia Royo
Pediatra neonatóloga. Hospital Miguel Servet 


12 nov. 2014

EL JUEGO SIMBÓLICO Y LA PSICOMOTRICIDAD RELACIONAL

Es en la primera Infancia cuando el niño estructura, en relación a su cuerpo y a los demás, la base de su personalidad.

Ante la ausencia del lenguaje verbal, las relaciones que establece son especialmente relaciones corporales y motrices: contactos, gestos, mímicas, actitudes, miradas, sonidos…

A nivel de movimiento, es en este momento de la vida cuando más cambios y más rápido suceden en su cuerpo.

Pero el cuerpo no es solamente eso, es también el lugar de toda la sensibilidad, la afectividad, la emoción, la relación con uno mismo y con el otro; lugar de placer, de deseo, de frustración y de angustia. También lugar de recuerdo, de todas las emociones positivas y negativas, vividas por el niño en su relación con los otros.

La Psicomotricidad Relacional entiende que es la relación lo que vincula la construcción de la identidad humana, en los aspectos psico-afectivos, emocionales y físicos. Este proceso se construye en un lenguaje TÓNICO-CORPORAL, donde toda la comunicación se establece en el cuerpo y en relación a otro cuerpo, desde el código natural y propio de los niños: la actividad y el juego espontáneo.


Para, Lapierre, algunos de los objetivos de la psicomotricidad relacional son:


ü  Prevenir, permitir y favorecer el desarrollo óptimo de la personalidad.
ü  Permitir la expresión de sentimientos y actitudes (agresividad, miedos, envidia, celos, culpabilidad, seguridad, alegría-tristeza, dolor, pena) para dominarlos mejor, lo que tendrá como efecto una mejor adaptación a la realidad.

A partir del juego simbólico, la Psicomotricidad Relacional va a permitir al niño, vivir sus fantasmas inconscientes en un juego simbólico en el que el adulto consciente le sirve de compañero. Así, va a poder expresar y elaborar sus conflictos, colmar sus carencias, estructurar su personalidad de manera mejor equilibrada.
Utilizaremos el lenguaje y el material para el juego simbólico. Ayudaremos a construir, con los materiales, las propuestas de las niñas y niños.
Seremos un compañero simbólico de su juego, permitiéndole expresar, sin juicio y sin culpabilidad, sus sentimientos profundos.

Laura Pueyo Pardo
Terapeuta Ocupacional Pediátrica
Fuente bibliográfica: Lapierre, André y Anne. El adulto frente al niño. Ed.Científico Médica

15 oct. 2014

LA IMPORTANCIA DEL JUEGO EN LOS NIÑOS

El juego es la actividad más importante de los niños. Los niños juegan, no solo para divertirse o distraerse, también lo hacen para aprender, es su universidad, es el termómetro que mide su salud. El juego no es una pérdida de tiempo, es fundamental para los niños. Un niño que juega está sano física, mental y emocionalmente, mientras que si no juega está enfermo.


El juego como indicativo de la salud infantil
  Es más importante que observes la apetencia de tu hijo por el juego, que ponerle el termómetro, vigilar lo que come o hacerle análisis o radiografías. Cuando los niños de cualquier edad están enfermos o deprimidos, dejan de jugar, porque el juego implica una actitud activa y no pasiva, precisa un compromiso físico, emocional e intelectual activo para comprometerse libremente en el juego. El juego es por tanto el mejor indicador de la salud de tu hijo, es tan importante como la comida y el sueño. Si tu hijo juega, duerme y come suficiente, está sin duda sano.
  El juego es la mejor universidad, a través de él, los niños pequeños aprenden a relacionarse con el mundo, desarrollan su imaginación, se implican emocionalmente, imitan a otros niños, a sus padres, mueven sus músculos y articulaciones. El juego es el mejor entretenimiento para la inteligencia, la capacitación de habilidades, las emociones y la actividad física. Más tarde, el juego permite socializar al niño, potenciando las relaciones con otros niños y con su entorno.
  Psicomotricidad, imaginación e inteligencia

 Cuando juegan, los niños ejercitan su cuerpo en crecimiento, aprenden a controlar y coordinar sus músculos, las articulaciones, los movimientos, pero además, estimula la inteligencia y las emociones. Por eso, el juego tiene que ser siempre entretenido, divertido, para que sea voluntariamente aceptado.
 Con el juego los niños adquieren experiencia al conocerse a si mismos y al mundo que les rodea, aprenden a ser imaginativos, a dramatizar, simulando ser otras personas, niños, adultos o animales, aprenden a compartir, tolerar frustraciones, y a representar escenarios y situaciones reales o irreales que les permitirán acercarse al mundo de los adultos.
 El juego es imprescindible en todas las etapas de la infancia, lógicamente cambian el tipo de juego y su significado. Existen casi infinitas formas de jugar, solo limitadas por el espacio que tienen para desarrollar sus juegos, los recursos que les proporcionan los adultos y por su propia imaginación. Por ello los adultos deberían facilitar los medios para jugar, los materiales y el espacio necesario para ello.
 Compañeros de juegos
 Los padres son los primeros compañeros de juego de sus hijos, con ellos aprenderán a imitar sonidos a coger los juguetes que se le ponen en las manos, a tirarlos y deleitarse con el ruido que provocan al caer, más tarde a esconder y encontrar cosas. Poco a poco tu hijo aprenderá a jugar solo durante cortos periodos de tiempo, cada vez podrá entretenerse más tiempo solo, siempre que tenga objetos con los que jugar y espacios para ver; cuando puede desplazarse gateando aprenderá a coger las cosas que le rodean con las que puede desarrollar su imaginación.
 En la edad preescolar aprenderá a jugar con otros niños. El juego le permitirá ser cada vez más independiente, que es el objetivo final de la educación, lograr que tu hijo sea un adulto independiente, equilibrado y bien relacionado con su medio, metas imposibles de conseguir sin el juego.
 ¡Juega con tus hijos!
 Los padres, muchas veces influenciados por la industria del juguete, proporcionan a sus hijos solo “juguetes educativos”, limitando el juego que permite aprender sobre el mundo real, sobre si mismo y sobre su entorno, y esto es tanto o más educativo. Es muy útil y agradable para tu hijo, también para ti, que juguéis juntos, revolcándoos por el suelo, modelando plastilina, cantando, bailando o jugando al baloncesto. Esto no solo mejorará vuestra unión, también hace que tu hijo se sienta mucho más feliz, a la vez que tu puedes recuperar la alegría del recuerdo de tus juegos infantiles.
 Algunos padres, quizás tú, por motivos, generalmente de trabajo, no tienen tiempo de jugar con sus hijos. ¡No saben lo que se pierden! Aunque descubran años después su error, ya nunca podrán recuperar las sonrisas, las alegrías, las emociones y el progreso de su hijo. Aunque sólo sea media hora al día, dedica tiempo a jugar con tu hijo. No para ver la televisión, tampoco para ver como juegan otros niños, muñecos o dibujos animados, sino para que te liberes de todas tus cargas y obligaciones y juegues al escondite, a los indios, o a imitar a quien tu hijo quiera. Y los fines de semana dedícale más tiempo, os lo merecéis.

Dr. Juan Casado Flores. Jefe del Servicio de Cuidados Intensivos Pediátricos del Hospital Infantil Universitario Niño Jesús de Madrid. Profesor de Pediatría en la Universidad Autónoma de Madrid. Presidente del Comité Científico de la Fundación Irene Megías contra la Meningitis.

Comparte Laura Pueyo Pardo

27 sept. 2014

El cuento de trapo

El cuento, la tradición oral, nace del Deseo del ser humano de transmitir la sabiduría de su corazón a los mas jóvenes, a los niños y niñas del amor que se experimentan  a si mismos en este bello y rico planeta, abundante de ideas, de alegría y de color.
Como madre, padre, maestro y guía tienes la responsabilidad de transmitirles los limites y funcionamiento del mundo que has creado, pero también tienes el poder de elegir la manera de transmitirles todo ese conocimiento y observaciones, a través del miedo o a través del amor, ese es tu privilegio, esa es tu elección.
Durante un largo tiempo la transmisión de Sabiduría estuvo oculta bajo una gran capa de miedo, manifestada en una rígida y difícil educación, bajo esa capa se encuentran la Alegría y la Magia de aprender, bajo esa capa se encuentra el aprendizaje libre, dinámico y sobre todo, divertido! bajo esa capa se encuentra el amor para el cual ha sido creado el ser humano y la experiencia de vivir.
El Cuento de Trapo es un escenario con títeres de dedo que te invita a inventar tu propio cuento porque tu Corazón tiene algo que contar, te invita a cambiar tu cuento una y otra vez a demanda de tu Corazón porque en el cambio están la alegría y la magia de vivir, te invita a reinventar y reinventArte a través de la magia del cuento!

Instrucciones
 1. Busca en tu corazón el tema o idea que te gustaría transmitir a tus hij@s 
2. Identifica los personajes del cuento
 3. Crea tu propia historia usando tantos elementos como quieras
 4. Acepta tu cuento tal como lo creaste y si algo no te gusto, reinvéntalo y cuenta uno nuevo, renombrando los personajes o cambiando el argumento por uno mas acorde a tu verdad. 



Comparte: Laura Pueyo Pardo
Fuente: crianzacreativa.com
http://crianzacreativa.com/el-cuento/#sthash.DJMDEvIF.dpuf

La alimentación: mucho más que nutrición, importante fuente de relación con el mundo

La lactancia materna a demanda es la manera ideal de alimentar al bebé. No sólo está recibiendo el mejor alimento, sino que además está conociendo los sabores de su futura dieta, está recibiendo alimento afectivo, y  aprendiendo a reconocer la sensación de saciedad. Todo esto le ayuda a desarrollar su autoestima, su seguridad, su independencia y su capacidad de autorregulación.

Unos meses después de la lactancia en exclusiva los bebés empiezan a demostrar curiosidad por los alimentos. Es el momento de sentar al bebé en la mesa y  ofrecerle alimentos en trozos que ellos puedan manipular con facilidad, siendo alimentos sin salar y excluyendo aquellos que aún no puede asimilar, pero no triturados. La lactancia, bien materna o artificial, seguirá siendo su principal alimento, principalmente durante el primer año. La alimentación complementaria con papillas interfiere en la transición natural de mamar a comer.

Los bebés y los niños gatean cuando están preparados, los recién nacidos sanos  son capaces de comer solos del pecho de su madre al nacer, de la misma manera hacia los seis meses de edad pueden agarrar trozos de comida y llevárselos a la boca siempre que se les dé  la oportunidad.

Para que la comida sea algo agradable para toda la familia se pueden seguir estos consejos:

·         Nunca forzar un niño a comer: el niño sabe autorregularse, sabe cuánto le conviene comer de cada alimento (siempre ofreciendo alimentos naturales y saludables)

·         Respetar el ritmo del niño. El comer relajado, sin las prisas en las que nos vemos inmersos los adultos, disfrutando de los sabores, texturas y de la compañía es un placer que podemos recuperar. Seguiremos unas pautas y rutinas siendo flexibles.

·         Con la comida se juega pero no se chantajea. Dejarlos tocar y probar, experimentar y jugar con la comida forma parte de su descubrimiento del mundo. Los adultos no debemos “jugar” con su relación con la comida con frases como ‘Qué contenta que estoy que te lo has comido todo’ ‘Si te lo acabas todo habrá postre, tendrás un premio,...’  Eso es chantaje, no estás respetando al niño y estás jugando con su capacidad para saber cuando está saciado. No se debe comparar su manera de comer con la de los otros comensales, ni humillarlos, ni retenerlos en la silla delante de un plato ya frío de un alimento que de entrada rechazó,...

·         En relación con la comida no existen castigos ni premios. No se organiza un circo para que el niño coma, ni se hace el avión. Se disfruta de la compañía de los comensales, qué mejor que en familia.

·         Darles un buen ejemplo compartiendo la mesa con ellos: ellos terminarán imitándonos al ver cómo usamos cubiertos y nos limpiamos la boca con la servilleta, probamos diferentes alimentos


·         Hacerlos partícipes: ayudando en la cocina, poniendo la mesa, dejándolos elegir qué y cuanto servirse de lo que hay ese día para comer (no quiere decir que coman a la carta o que les cocinemos patatas fritas todos los días)


·         Crear un clima tranquilo y relajado. La hora de la comida debería ser un tiempo agradable para todos, eliminando tensiones, prisas y batallas, la ansiedad que les produce a los niños saber que serán obligados a comer alimentos que les producen rechazo, o simplemente por el ruido, los gritos y el desorden que hay en los comedores escolares. Poder sentarse a la mesa tranquilo dispuesto a pasar un rato agradable, compartir comida y conversación no debería ser un lujo.

Delia Royo Pérez
Fuente bibliografía: Blog "El bosque de Gulubú" y "El niño ya come solo", Gill Rapley
Pediatra. Unidad de neonatología del hospital Miguel Servet de Zaragoza

20 ago. 2014

La canasta de los tesoros

La canasta de los tesoros es una propuesta de juego y aprendizaje que ofrece a los niños/as en el primer año de vida (cuando son capaces de mantenerse sentados) la posibilidad de descubrir el mundo a partir de su propia actividad. Esta dirigida a los niños de 6 a 12 meses. En esta edad pueden sentarse por si solos, pero aún no se desplazan demasiado del lugar. Su creadora fue Elinor Goldschmied, maestra y diplomada en Psiquiatría social.
foto2-3
Es una propuesta que se presenta como “una de las formas importantes de fomentar el juego y el aprendizaje de los bebés, desde el momento en que sean capaces de sentarse cómodamente y antes de que empiecen a gatear” (Goldschmied).
 Al presentar el canasta, los niños/as realizan innumerables acciones y permanecen concentrados e interesados por los objetos.Suelen mirarlos, tomarlos, tocarlos, llevárselos a la boca, lamerlos, agitarlos, hacerlos sonar; tomarlos y soltarlos; tomarlos y descartarlos, elegir lo que les gusta y dejar de lado lo que no les gusta. Con todas estas acciones los bebés van descubriendo las características y propiedades de los objetos del mundo, tales como peso, tamaño, forma, textura, sonido, sabor y olor.
imagesEs una actividad de exploración. Para prepararla hace falta llenar una canasta de mimbre con objetos de uso cotidiano escogidos con el fin de proporcionar estímulo y experiencia a los cinco sentidos del niño: la descubierta y el desarrollo del tacto, el gusto, lo olfato, el oído, la vista y del sentido del movimiento del cuerpo.
 Se trata de un conjunto especial de materiales, no de juguetes, que podemos encontrar por casa, confeccionar, recuperar de los comercios o bien comprar.
Sentado junto a la canasta puede desarrollar mejor su capacidad de coordinar ojo, mano y boca, puede acceder más fácilmente a los objetos y llevárselos a la boca para conocerlos.
El niño/a puede elegir aquello que más le interesa y favorece la curiosidad innata por descubrir las calidades y novedades de las cosas.
Con la canasta de los tesoros el niño aprende solo y por él mismo. El adulto, con su presencia y atención, le da seguridad y confianza.
¿Como se organiza?
1. El cesto (o canasta) debe tener unos 35 cm. de diámetro y 10 o 12 cm. de altura, como mínimo. Es fundamental que tenga la base plana, sin asas y que sea lo bastante fuerte como para que el niño/a pueda apoyarse en él sin que se vuelque. Debe ser de paredes verticales y estar hecho de algún material natural, no de plástico ni de cartón (son aconsejables los canastos de mimbre).
2. Hay que llenarlo de objetos hasta el borde, para que el bebé tenga un campo amplio en el que pueda separar y elegir lo que más le atraiga. La selección de los materiales se hará con objetivoscreativos y renovadores, pensando y planeando cómo podemos dar a los niños la mejor «dieta mental», equilibrada y estimulante.

3. Se necesita de un espacio cómodo y seguro. Es conveniente tener la canasta en un rincón estable de la sala de juego, sobre una alfombra con almohadones. Los niños/as deben estar sentados con comodidad.pan03
Pueden jugar cómodamente tres niños a la vez como mucho, sentados cerca alrededor de la canasta, para qué puedan acceder muy fácilmente a los objetos con las manos, sin riesgo de desequilibrarse. Hace falta evitar interferencias y favorecer siempre la libre exploración, manipulación, concentración y atención.
4. El adulto debe sentarse cerca, sin hablar ni intervenir, a menos que el niño/a demuestre claramente que necesita que se le atienda.
5. La Canasta de los tesoros debe cambiar y evolucionar continuamente con la introducción de objetos nuevos. Es importante y necesario observar cuales son las preferencias, procesos, actividades y actitudes de los niños con cada objeto para saber con qué criterio haremos la renovación del material. Se renovarán sólo unos cuántos objetos periódicamente, la presencia demasiado prolongada de un mismo objeto no estimula el interés del niño ni satisface su curiosidad de exploración. Los de antes serán puntos de referencia para los niños, y los nuevos serán el estímulo que los hará mantenerse activos, creativos y divertidos.
7. Hay que cuidar y mantener los objetos de la canasta (lavarlos o limpiarlos de forma regular, y eliminar o sustituir los que estén estropeados)

8. Los objetos seleccionados: Estos deben estar hechos de materiales naturales, no de plástico ya que, en la actualidad, la mayoría de los juguetes que se ofrecen, suelen estar fabricados con plástico (de idénticas texturas que sólo varían sus colores y formas).
8. Los objetos seleccionados: Estos deben estar hechos de materiales naturales, no de plástico ya que, en la actualidad, la mayoría de los juguetes que se ofrecen, suelen estar fabricados con plástico (de idénticas texturas que sólo varían sus colores y formas).
9. Una versión extendida podría consistir en hacer cestas de “temas”: telas, madera, metal… y colocar las diferentes cestas en el suelo para que el niño vaya de una a otra.
El papel que deben desempeñar los adultos:
El rol del adulto durante el desarrollo de la actividad es, exclusivamente, ofrecer seguridad con su presencia. Debe estar atento, observar, estar a disposición del niño, responder a sus miradas y búsquedas; pero NO DEBE intervenir de manera activa, en el sentido de estimular sus acciones o llamar su atención hacia algún objeto. Por ello, la propuesta consiste en “ofrecer a un grupo de niños/as, durante un período de tiempo determinado y en un entorno controlado, una gran cantidad de objetos y de recipientes de diversos tipos, para que jueguen libremente con ellos sin que intervengan los adultos”, dice Goldschmied.
La mayor exigencia para los acompañantes/adultos es el de asegurarse que los objetos no estén muy deteriorados y sean higienizados. Por ello, éstos deben ser cambiados o repuestos con cierta regularidad, pero no todos los días, porque ya sabemos que una única exploración no permite el conocimiento del objeto.
Propósitos del juego de la Canasta de los Tesoros

De lo que se trata para los niños/as, es del desarrollo de la capacidad de elegir; derecho que tienen y deben ejercer desde los primeros días de su vida. Cuando juegan con la canasta, observamos que “ofrece oportunidades infinitas para que el niño/a tome decisiones” (Goldschmied).
También favorece la autonomía y el desarrollo de la atención ya que el modo en que los niños/as juegan y se concentran con los objetos la canasta del tesoros, de manera autónoma, es algo que sorprende a quienes los contemplan por primera vez. La atención puede prolongarse hasta una hora o más si los bebés están cómodos, sin apetito, higienizados y sin otras molestias.
En resumen, la propuesta de juego con la “Canasta de los Tesoros” favorece y enriquece la autonomía intelectual, la atención, concentración y habilidades comunicativas.
AI06405
VeoBio. Lo natural es jugar
Tienda on line de juguetes